viernes, 24 de abril de 2009

HISTORIETAS DE MI MADRE

Hoy os voy a contar una historieta de mi madre que todos la conocíamos por Lola, pero en realidad se llamaba María Dolores Juana Luisa Engracia. Resulta que la fue a registrar al Juzgado un tío suyo y le puso María porque era el nombre de la Virgen, Dolores, porque así se llamaba su madre, (o sea mi abuela), Juana porque el se llamaba Juan y no había tenido hijos y le hizo ilusión al hombre,Luisa porque su abuelo se llamaba Luis y había fallecido poco antes, y Engracia, porque era el santo del día y no se lo iba a quitar.

Bueno, a lo que íbamos, pues Lola era un bicho de mucho cuidado, entraba al colegio por la puerta y se escapaba por el patio.

Había entonces un taller de modisteria y ella se iba y se sentaba en el escalón de la puerta a ver como cosían las oficialas, hasta que un día la maestra Dª Isabel (que entonces no se necesitaba tener el bachiller para ponerse el Dª) preguntó si es que esa niña no tenía madre.

-Si, si tiene es Lola la de Sala (mi abuela) contesto alguien.
-Pues que venga a hablar conmigo, respondió la maestra.

Así que mi abuela fue a hablar con ella y se quedo de aprendiza.

La pusieron para que hiciera "Traca" que era coser en una veta o cinta de algodón doblada por la mitad unas bolitas de plomo, que cosía la cinta arriba y en el lateral de la bola para que no se saliera y "eso" era para coser lo en los bajos de los vestidos y tuvieran peso y sentaran mejor, (hay que ver que inventos).

Total que así empezó mi madre a coser.

Si sería pequeña, que mi madre se llevaba de su hermano Alfredo 10 años y ya le hizo la dote para nacer, camisitas, pañales, faldones, todo en algodón y a mano, con sus vainicas.

Lo que no se es como se enseñó a leer y escribir, que por cierto lo hacia muy bien. Y tampoco se como mi abuela no la mató de una paliza, porque ahora si nos sale un hijo así lo hinchamos de terapias con el psicólogo.

Pero eran otros tiempos y otras historietas.

Se continuará.....

14 comentarios:

MANOLI dijo...

Me ha gustado mucho la historia y eso de los nombres yo creo que por aquella epoca era normal, la familia de mi padre es de Carlet y mi bisabuelo se llamaba Melchor Gaspar Baltasar Salvador. no hace falta que te diga que dia nacio jaja. el mote pues els Melchors.
Bueno me quedo esperando la continuacion. Un beso.

Bruna dijo...

Bonita historia!!!!!!.
Petonets

Mariló dijo...

Evaaaaaaaaaaaaaaaaaa, tu madre si que tenía un nombre......raro??.... y no los que yo pongo....... jajjajaa.
Bonita historia..... espero que tengas un estupendo fin de semana.
Besitos

Robledo Ruiz dijo...

me ha gustado la historia de tu madre, se ve que los nombres largos la tenian harta y te puso uno cortito, y muy bonito por cierto, besos

Eva dijo...

A todo esto, ella se enteró cuando sacó la partida de nacimiento para casarse.
Manda hue....
Besos
Eva

Charo dijo...

Fantático este trocito de la vida de tu mami, a la mía la inscribió mi abuelo ocho días despúés de nacer y todo porque cada vez que iba para el juzgao se encontraba con algún amigo y con la celebración tomándose el carajillo se le iba el santo al cielo. Y eso que era ya el sexto hijo de los siete que tuvo, digo yo que ya no era cosa de tanta invitación y felicitación.
Ah, que te he dejado en mi blog la traducción de las palabras inglesas que no entendías, pero no entres por este enlace porque no llegarás a él.

mardemenorca dijo...

¡Que tiempos aquellos tan diferentes a los de ahora! Fantástica la historia del nombre ¡cortito eh?????!!!.
Yo también conozco a muchas señoras mayores que empezaron a coser así y ahora bordan y cosen como los ángeles.
Me gusta tu historia Eva. Besitos

Gemma dijo...

Una historia muy bonita Eva...... en mi familia ha habido casos asi tambien un poco rocambolescos..... mejor no mencionarlos, porque ejem...... yo misma he sufrido las consecuencias, jajajaja......
Por cierto para agradecerte tus palabritas de ánimos y cariño te he dejado una cosita en mi blog de premios.....

Un besito!!!!!

Lis Pino dijo...

Que bonita historia, me ha gustado mucho.

Sil. dijo...

Hola Eva!!!
Que bonita historia, que lindos recuerdos para tu mamá tambien...
Pasé a saludarte y desearte feliz fin de semana, besotes, Sil.

Liliana dijo...

Me gustan mucho las historias de nuestras madres porque siempre nos enseñan cosas buenas.
Por cierto, a mi me passa lo mismo con los libros, cuanto más gordotes, mejor.
Besos desde Málaga
Liliana

ANITA dijo...

Una historia encantadora, lo de los nombres me ha echo gracia que tiempos. Mi madre tiene tres solo llamamos por el primero, si te digo la verdad que el tercero ni me acuerdo jeje. Y gracias a mi abuela que era muy lista casi me ponen el nombre de mi abuelo en chica claro.
AGGG si lo hacen me fastidian la vida. Cosas de antes. Que razón tienes con lo que de dices si eso es ahora, en fin me ha gustado mucho como lo has escrito. BESOS.

ROSSETA dijo...

Muy bonita la historia de tu madre y lo de que no lo sabia lo de su nombre hasta que se caso, si que se llevaria una sorpresa.....
Y lo de aprender a coser de pequeñitas, a mi madre le paso casi igual su hermana mayor era modista y le ayudaba a quitar hilvanes desde muy pequeñita y nos a cosido la ropa casi hasta hace poco, ahora tiene 86 años y pocas ganas ya de hacer cosas...
Un beset

Gema (El hilo de Penélope) dijo...

Vaya historia mas bonita.
Y lo mejor de todo es que consiguió hacer lo que mas le gustaba, con lo complicado que es eso.